Más de 100 empresas han participado en el Estudio sobre el alquiler de maquinaria y equipos en España 2018

Más de 100 empresas han participado en el Estudio sobre el alquiler de maquinaria y equipos en España 2018

La Asociación española de alquiler de maquinaria y equipos, ASEAMAC, presenta oficialmente el Estudio sobre el alquiler de maquinaria y equipos en España 2018, documento que recopila información objetiva sobre la situación y evolución del gremio en el periodo 2014-2018.

Los datos que recoge el estudio son positivos con respecto al cierre del año 2017 y con las previsiones del año en curso, según la información aportada por las empresas alquiladoras de maquinaria y equipos sin operador durante el primer trimestre de 2018.

Un año más, ASEAMAC elabora este estudio con los datos recopilados a través de un cuestionario online cumplimentado por las empresas de este sector. Dicho sondeo se difundió a nivel nacional a través de los medios de difusión de ASEAMAC y colaboradores: publicación en web, boletines, correos, etc.

El estudio ya se puede solicitar a través del sitio web de ASEAMAC, en formato online, papel o ambos.

Aumento de la facturación

ASEAMAC destaca en el informe el ligero incremento de la facturación con respecto a años anteriores. Según las empresas encuestadas, un 82% afirmó que su facturación aumentó con respecto al año anterior. La asociación resalta que sólo un 4% de las empresas señaló un descenso de su facturación.

En cuanto a la inversión en maquinaria, equipos y consumibles, las empresas manifestaron un aumento de las inversiones en el último año. La mayoría de las empresas hicieron frente a estas inversiones con una mezcla entre financiación externa y fondos o recursos propios, siendo muy pocas (un 6%) las que afrontaron la inversión exclusivamente con fondos externos.

Preocupaciones de las empresas

El estudio también recaba datos sobre las áreas que más preocupan a los profesionales del gremio del alquiler. Entre ellas, destacan los costes de reposición de materiales, la reparación y mantenimiento de equipos propios, los precios de los servicios, las averías por el mal uso de los equipos y el retraso o impago de las facturas.